CASSANDRA: Odio las vacaciones

Algo recuerdo del último viaje. A un par de días, la mami corría, lavaba ropa, hacía listas, revisaba maletas. Por estos días el ritual se repite y me temo que tendremos “vacaciones”.

Cuando eso pasa, ella me mete a la cajita claustrofóbica, me sube al auto, y con todo mi equipaje, me lleva donde la abueli, sistema all inclusive. Esas son “mis” vacaciones, pero este año serán peores porque en su casa, mi abuelita no me dejará salir ni jugar con sus ocho lindos canaritos, lo cual sólo me deja posibilidades de dormir y hacer bandalismo indoor.

Espero que con el apuro, la mami no olvide mis enceres básicos, como mi ratoncita peluda, que ni yo sé dónde quedó la última vez que la pateé, y el gusano peludo a cuerda que sirve para canalizar mi rabia acumulada, con certeros mordiscos en su yugular. Nada raro sería que los olvide, se ocupa de ella y la pobre gatita queda para el final, nisiquiera me dedica una buena despedida, sino que se va medio a escondidas, y tengo que hacer el teatro de parecer distraída para que crea que no me dí cuenta.

Este año, me tinca que tendré que trabajar algunas horas cuidando a mi abuelita, como hice cuando estuvo en mi casa recuperándose de un accidente. Mmm. Quizás es por eso que me mandan para allá, y no para que ella me cuide (como cree)… no lo había pensado. Con razón mi mami me está prometiendo unas golosinas para cuando vuelva, tal vez sea la paga.

Por si acaso, preparé turnos extra de siesta para poder estar junto a la abueli, en jornada extendida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s