CASSANDRA: Enemiguito nuevo

Tengo un enemiguito nuevo!!!

La mami supo hace dos días cuando llegué con la ceja herida y el ojo a medio cerrar.

No sé cuál es el afán ¿será mi “sexapil”? ¿mi simpatía? ¿mi desplante? … el asunto es que gato que llega, gato que me viene a buscar. Y no ¡hay nada que me cargue más que los gatos! qué tipos insufribles, con esa cara de buenos, tipo el “con botas” de la película Shrek, pero en realidad siempre se traen algo entre patas. Que yo no alcanzo a descubrir, claro, porque primero les aforro. Con suerte si hay alguno invicto. “Crea fama y échate a dormir” y yo ya estoy durmiendo qué rato.

Espero que el ojo se me deshinche pronto, porque la mami pone caras raras cuando me mira. A mí ni me duele. Lo único que me cuido bien son las orejas, al menos que vuelvan completas después de cada pelea.

Anoche a las 5 de la mañana tuve que usar mi grito siniestro para espantar a otro espécimen que se paseaba por afuera de mi casa y me retaron “pero la hooraaaa”, “cómo se te ocurre”, y dale con que “los vecinos…”. Todo es escándalo ¿y cómo los karatecas antes de cada combate? si es lo mismo. No comprenden lo que es ser cinturón negro en esta vecindad.