CASSANDRA: Regresa…

He pasado todo este tiempo sin escribir. He estado ocupada.

Durmiendo. Y peleando.

Mi última tragedia, sucedió anoche. Fue así….

Hace unos días, milagrosamente, después de tanto maullido suplicante mirando el grifo del baño, el agua…. apareció!!! Era una que otra gotita que se iba haciendo más y más rápida a medida que pasaban los días ¡¡Guou!! Ahí iba yo, mañana, tarde y noche, a la ducha (porque ahí ocurría esta maravilla). La Pepa de tanto verme, aprendió a meterse en la tina, y en una versión mucho menos delicada, a hacer lo mismo.

Hasta que anoche… de pronto… el citófono. Y luego, correr bajo la cama (por el timbre)… y entonces “bla, bla, bla, blaaaa…” (la mami)… “bla blabla”…. “bla réglemelo al tir bla bla blá”…

El sujeto aparentemente confiable que había venido, se fue. La mami siguió sus quehaceres. La Pepa no sé, ni me interesa. Y yo fui a ver qué había pasado en el baño mientras estaba escondida. Entonces… la tragedia… ¿dónde está mi gotita…. mi amada filtración de agua? ¡¡NOOOOO!! ¡había desaparecido!

A grito pelado llamé y llamé a mi mami… Ella vino. Me sacó una foto y se fue. Cero consideración.

Hoy a las 6am (porque a esa hora nos levantamos de un brinco cuando suena el desagradable ese), corrí a ver si todo era una pesadilla. La mami me sacó otra foto… como si fuera TAN gracioso verme en mi absoluto pesar… maullando desconsolada… mirar fijamente la llave.

Hasta ahora, no sé qué pasará. Me vino un estado depresivo y he dormido todo el día ¿o es que siempre duermo todo el día?