Estaba en kindergarten y sentada en una de esas mini mesitas, veía el perro salchicha dibujado en mi libro, listo para colorear. En frente, un recipiente lleno de lápices y la orden de la profesora para empezar a pintar. Recuerdo muy poquitas cosas de mis días de kindergarten, pero ese momento, como si fuera hoy. Yo pinté mi perrito con franjas verticales de colores brillantes, quedó bellísimo. Yo amaba los lápices, las gomas de borrar y los sacapuntas, y esa actividad era lejos lo mejor del día. Entonces, llega mi profesora y me dice algo que ella ni debió considerar importante, ni debió recordar ya esa noche: “PERO los perros no son de colores”.

PERO. Tantas cosas que nos impiden los “peros”.

LOS PERROS NO SON DE COLORES. Yo era una niña común, que como toda persona a sus 5 años ya había tenido la oportunidad de notar que los perros no son de colores. Digamos que una mujer que fue a la universidad para ser educadora de párvulos, debía saber que mi futuro no peligraba por pintar mi perrito salchicha de muchos colores y en cambio debía haber notado que trabajé con dedicación y una sonrisa en lo que ella había indicado. Ese mismo día yo pensé “en el colegio no hay que hacer lo que uno quiere, hay que hacer lo que el profesor quiere”. Casi puedo revivir la frustración de que hayan criticado mi perrito, porque sí que lo había pintado con amor, yo lo había vestido de fiesta prácticamente. Pero eso no importaba. Supongo que María Montessori habría notado cuánto trabajé para dejarlo así de bonito. Esa percepción me acompañó durante toda mi vida escolar, porque pasaban y pasaban profesores que me recordaban que lo que valía ahí, era responder lo que ellos querían. Qué ganas de ver a mi perrito de nuevo.

En septiembre del año pasado, en una vitrina de una tabaquería en Buenos Aires, vi a un pariente suyo hecho a crochet, y sin pensarlo entré y lo compré. Ojalá diera algún día con la persona que lo hizo para decirle que no está sola en el mundo de los perritos salchichas con rayas a todo technicolor.

DSC_9961 (2)
Perrito a Crochet comprado en Buenos Aires ¿me ayudan a buscar a su creador(a)?

Un comentario en “PERROS DE COLORES

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s