Queque de Plátano (Banana Bread)

Queque de Plátano (Banana Bread)

Ya que me pidieron la receta, aquí les va. Este pan está basado 100% en la receta de Frannerd, publicada en el blog Viviendo Solo. Fran Meneses (Frannerd) además de ser una genial ¡¡ypormímilvecesadmirada!! ilustradora, es una habilidosa cocinera.

Este queque tiene la característica de que SIEMPRE (sí, leen bien), siempre queda bueno. Lo he hecho con diferentes cantidades, diferentes ingredientes, diferentes ánimos, diferentes hornos y en diferente hemisferio, y no falla jamás.

Los ingredientes variaron en el de la foto, porque aproveché lo que tenía en mi despensa, pero al lado les indico los de la receta original.

Ingredientes:

3/4 taza de Azúcar de Coco (o rubia de caña)
1/2 taza de Aceite de Coco (u otro, vegetal)
2 tazas Harina Integral (o blanca sin polvos de hornear)
2 ½ cucharaditas Polvos de Hornear
½ cucharadita Sal de Mar fina
2 a 3 Plátanos Maduros molidos (los más negritos, esos que nadie se quiere comer, quedan perfecto)
Nueces picadas a gusto.
Esencia de Vainilla (opcional)

Preparación:

En un bowl mezclar azúcar y aceite. Reservar.
En otro recipiente, cernir la harina y unir a los polvos de hornear y la sal.
Moler los plátanos.
Prender el horno a 200°C para pre-calentar.
Agregar los ingredientes secos a la mezcla de azúcar y aceite, y revolver hasta incorporar.
Agregar los plátanos molidos, la esencia de vainilla y las nueces picadas. Incorporar todo.

Poner aceite al molde, vaciar la mezcla, espolvorear nueces sobre ella, y hornear a los mismos 200°C, durante 40 minutos. Ya a los 30 minutos pueden revisar si está listo, hundiendo un palito delgado en el queque. Si sale limpio, es que ya está.

Apagar el horno, retirar y pasar a un plato. Dejar enfriar y servir. Es tan consistente que lo pueden cortar tibio… yo nunca aguanto hasta que está frío.

No les puedo decir cuántos días dura, porque en mi casa más de 3 no sobrevivido nunca. Si lo hacen, me cuentan. Tengan un buen día!

DSC_3676 (2)

A MUCHA HONRA: zapatos sintéticos

A MUCHA HONRA: zapatos sintéticos

Cuando uno comienza a empatizar siquiera con el veganismo, además de lo que come, revisa lo que usa. Y es casi inmediata la necesidad de cambiar todos los ítems de cuero, desde la billetera hasta los zapatos, por otros de materiales cruelty free.

Al igual que la ropa usada que les mencionaba hace poco, los zapatos que no son de cuero, han sido objeto de menosprecio. Aún hoy, en que casi todas las mujeres han sucumbido a la tentación de comprar un par de zapatos de eco cuero, el estatus del calzado es liderado por aquellos que son hecho de piel de animal (vaca, principalmente), siendo muy habitual aún la pregunta “¿son de cuero?” en los sectores, o tiendas, de zapatería. Una de las razones aludidas es que los zapatos sintéticos adquieren mal olor, son de mala calidad, son duros, pero creo que la razón más fuerte, es aquella del estatus disfrazada de cualquier otra excusa.

Hace años, era muy difícil conseguir un buen zapato de tela o eco cuero, pero hoy en día existen alternativas comprobadas, de calidad y hermosos diseños, además de marcas veganas de lujo como Stella Mc Cartney (me pregunto si alguien le cuestionaría la calidad de su calzado a la hija de Sir Paul Mc Cartney jeje), con lo cual no hay razón para no darles una oportunidad.

Hace poco oí el comentario de que hay que estar loco para usar zapatos que no sean de cuero, “habría que ir a comprarlos al mall chino”. Pero no. Marcas como Nine West y Aldo tienen siempre entre sus modelos, algunos que son sintéticos, y Louis Vuitton dispone de zapatillas urbanas totalmente sintéticas a partir de los 480,00 euros.

Como soy fan de los zapatos sintéticos -sobre todo cómodos y de colores, como les contaba en mi anterior post “Zapatos Rojos”– y en mi búsqueda me he encontrado con marcas excelentes, ahora mismo les comparto mis preferidas. Verán que provienen de Brasil, y es que ese país se destaca por su calidad en esta materia.

Melissa: marca brasileña que innovó en la producción de zapatos de caucho en colores brillantes y originales diseños. Hoy es objeto de deseo, a tal punto que en Chile se venden a un precio muy superior que en Brasil (no tengo foto propia porque mis último Melissa Ultragirl los usé hasta que jubilaron). Su calidad es excelente y sus colores, y modelos, son de una alegría e innovación, que da gusto.

Moleca, Beira Rio y Vizzano: tres de las marcas de Calçados Beira Rio S.A., compañía brasileña manufacturera de calzado desde 1975, nacida en la cuidad de Igrejinha, en Rio Grande do Sul, que no utiliza materiales derivados de animales y cuya producción se realiza en un 100% en sus instalaciones, generando miles de empleos en su comunidad. Su confort, modelos, colores y relación precio/calidad, las posicionan sin duda como mis marcas preferidas. Son comodísimos y tienen excelentes plantas antideslizantes. Disponibles a través de DAFITI, donde también encontrarán otra de sus marcas, Modare, que se especializa en zapatos ultra cómodos.

Al revés del comentario que escuché, evito al máximo comprar zapatos chinos, principalmente, porque no es posible establecer su trazabilidad, con lo que resulta imposible conocer las condiciones humanas y medioambientales en que se elaboró.

A disfrutar de los colores y la comodidad, sin sufrimiento animal, existen alternativas por todas partes.