C.E.D. – Chile

Me maravilla el don que tienes para volcar en tus escritos tus sentimientos y al hacerlo nos haces parte de ello. Gratitud por tu empatía, compasión y cariño. Siempre es un honor leerte.