X.A. – Chile

Para mí fuiste una sorpresa, una alegría y una esperanza de que existen personas con un corazón enorme y con muchas ganas de entregar y compartir su conocimiento con todo quien lo necesite y quiera recibir.
Las invitaciones a las reuniones realizadas me permitieron compartir con otras mujeres muy interesantes, que fueron muy importantes y significativas en momentos tan especiales y difíciles para nuestro país… Que provocó un repensar y analizar cómo estábamos viviendo casi en piloto automático y, como si no fuera esta cuarentena inesperada y sorpresiva para todos, que nos tiene temerosos y asustados frente al futuro e incluso miramos raro al que está distante dos metros nuestro .
Tus palabras, tus reflexiones, han sido un bálsamo en momentos de angustia, susto e inseguridad .
Puedo decir con mucho cariño que has sido una muy buena amiga .
Gracias por todo el cariño !!!!